Día Mundial Contra el Cáncer. La alimentación, nuestra aliada.

stockvault-sweet-delicious-fruit109569El cáncer es una enfermedad que tiene su origen en el crecimiento descontrolado de un grupo de células que se multiplican sin control, invadiendo tejidos de nuestro organismo. Existen evidencias científicas que ponen de manifiesto la relación entre alimentación y cáncer,  y que nuestra forma de alimentarnos puede tener una repercusión importante, tanto en la proliferación de esas células disfuncionales, como favoreciendo  el bloqueo de las mismas.

Cuando hablamos de cáncer nuestra alimentación juega un papel de vital importancia en la prevención, pero también a la hora de abordar la enfermedad. Una dieta inadecuada mantenida en el tiempo puede ser el origen de un cáncer, pero por otro lado, tenemos una gran variedad de alimentos que nos aportan mucho más que nutrientes y calorías, son los denominados compuestos fitoquímicos, sustancias que actúan como preventivos, no solo frente al cáncer sino frente al desarrollo de otras enfermedades.

Es cierto que los factores que pueden ser el origen de un cáncer son múltiples (genéticos, radiaciones, contaminación, agentes químicos, alimentación, etc.), muchos de ellos se escapan de nuestra capacidad de actuación, pero no podemos olvidar que comer es un acto con consecuencias, por lo tanto utilicemos esta herramienta que tenemos a nuestro alcance cada día para protegernos activamente de muchas enfermedades.

¿CÓMO PUEDES PREVENIR EL DESARROLLO DE ESTA ENFERMEDAD?

1.  Mantén un PESO SALUDABLE.

2. Realiza 5 COMIDAS AL DÍA incluyendo una amplia variedad de alimentos. De esta manera te aseguras incluir todos los nutrientes que necesitas. Está demostrado que, repartiendo la ingesta conseguirás mantenerte  en un peso estable de forma mucho más sencilla.

Practica un DESAYUNO SALUDABLE

Desayuno saludable  3

“Un desayuno completo contribuye a conseguir unos aportes nutricionales más adecuados y a prevenir la obesidad, además de mejorar el rendimiento intelectual, físico y la actitud en el trabajo escolar”

Toma un TENTEMPIÉ a  MEDIA MAÑANA

“Puedes elegir una pieza de fruta o dos o tres nueces o 7  u 8 almendras o un yogur o incluso alguna hortaliza que te guste.”

En el ALMUERZO dale preferencia a los platos de cuchara y que no te falte una plato de verdura cruda

Se recomienda un consumo mínimo de 300 g/día  de verduras (mínimo 2 raciones), aunque lo deseable sería consumir alrededor de 400, y sobre todo ¡Prefiere las de temporada!.”

Llegó la hora de LA MERIENDA

“Puedes seguir los consejos del tentempié de la media mañana.”

Acabamos el día con una CENA APETITOSA

“Que no falte un  buen plato de verduras acompañado de una pequeña ración de alimento rico en proteínas y otro rico en  hidratos de carbono”

3. No olvides incluir  A DIARIO:

  • Cereales integrales, frutas, verduras y hortalizas y legumbres para cubrir tus necesidades de fibra sin tener que recurrir a complementos.
  • Verduras de hoja verde (espinacas, lechuga, repollo, acelgas, berros, canónigos…).
  • Hortalizas de colores rojo-naranja (tomate, remolacha, zanahoria, calabaza…)
  • Ajo, cebolla, puerro… en crudo o en la elaboración de platos.
  • Alimentos fermentados tipo yogur, kéfir…
  • Aliña y cocina tus platos con aceite de oliva, especias y plantas aromáticas: cúrcuma (1 cucharadita), jengibre, orégano, albahaca, menta, perejil…
  • De las 3 piezas de fruta recomendadas que una sea un cítrico y otra de colores rojizos-anaranjados.
  • Toma de 1-2 cucharaditas de semillas de lino al día (omega-3 y fitoestrógenos anticancerosos). Para aprovechar al máximo sus beneficios tendremos en cuenta: Comprar las semillas enteras, triturarlas a medida que las necesitemos y conservar el triturado como máximo 2 semanas en un tarro de cristal en el frigorífico.  Utilizar aceite de oliva en lugar de cualquier otra grasa o aceite y limitar el consumo de alimentos transformados y fabricados industrialmente.

4.   Incluye alguna vez A LA SEMANA:

  • Setas y hortalizas de la familia de coles (col, brócoli, coliflor, lombarda…)
  • Pescados, por su riqueza en omega-3.

Si en la prevención del cáncer es importante la alimentación, mayor trascendencia tiene cuando la enfermedad hace presencia. Si tenemos en cuenta todas las recomendaciones anteriores vamos a conseguir mejorar calidad de vida, mejorar el efecto de los tratamientos y minimiza los efectos secundarios. Como los tratamientos utilizados pueden tener efectos secundarios que repercuten sobre la alimentación del paciente, es importante buscar asesoramiento dietético de profesionales cualificados.

“Veamos al cáncer como una enfermedad crónica, que es posible controlar diariamente con la ayuda de alimentos ricos en compuestos anticancerosos”

Zona Privada

Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.