¿Y después del verano?… Ayunos depurativos

Pronto despediremos el verano,  cálido y desenfadado,  pero en el que los excesos culinarios no son pocos: hemos disfrutado de la playa, los aperitivos en las terrazas, barbacoas, meriendas y fiestas nocturnas. Hemos saturado un poco nuestro organismo  y es momento de retomar su cuidado, depurarlo e incluso perder ese “kilillo” que hayamos puesto de más.

No son pocas las culturas que realizan en determinados y puntuales momentos del año una depuración de su organismo, algunas de ellas coincidiendo con los cambios estacionales. Realizar  una cura depurativa es  una forma interesante  de retomar  unos  hábitos alimentarios saludables, además, de proporcionar a nuestro organismo los muchos beneficios  del ayuno.

Coincidiendo con el cambio de estación os  hacemos la siguiente propuesta: tomar, durante 2-3 días, zumos de frutas, hortalizas y verduras e infusiones.  Eligiremos aquellos días en los que no tengamos mucha actividad física y podamos estar tranquilos y descansadas/os. No es aconsejable repetir el ayuno más de 3-4 veces al año.

A lo largo del día tomaremos, sin limitaciones de cantidad, los siguientes alimentos:

  •     Zumos naturales de fruta (una variedad de fruta en cada zumo)
  •     Zumo de tomate, apio, zanahoria y cúrcuma
  •     Infusiones (té verde, manzanilla, cola de caballo, menta poleo o tila)
  •     Agua

Los zumos de frutas los tomaremos durante todo el día, a intervalos de 1,5 – 2 horas. Es importante dejar pasar este tiempo para asegurarnos que la digestión se realice adecuadamente. Entre toma y toma podemos introducir las infusiones y reservar para el momento de la comida y la cena el  zumo de hortalizas. El consumo de zumos no debe hacernos olvidar la ingesta de agua, ya que para obtener unos buenos resultados, éste elemento es esencial.

Despues de la cura depurativa retomaremos una alimentación equilibrada y saludable, consumiendo una gran variedad de  alimentos y moderando las cantidades:

  • Consumir frutas, hortalizas y verduras de temporada; alimentos que nos aportan vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes naturales.
  • Daremos prioridad al consumo de legumbres, cereales y frutos secos; nos aportan  proteínas, hidratos de carbono complejos, fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes.
  • Potenciaremos el consumo de pescados.
  • Reduciremos  el consumo de carnes grasas, fritos y rebozados así como la bollería  industrial y alimentos azucarados. 

Debemos tener en cuenta que los ayunos pueden ser una buena opción, si se realizan de manera responsable y englobados dentro de unos hábitos de vida saludables. Por otro lado, aunque la práctica del ayuno puede producir una pérdida peso, no debe ser éste el método elegido para alcanzar este objetivo. Para una pérdida de peso exitosa es imprescindible optar por una alimentación que incluya una gran variedad de alimentos y no excluya alimentos básicos. A esto hay que unirle que, para mantener el peso perdido, el ritmo de pérdida de peso debe ser lento (los profesionales de la nutrición recomiendan pérdidas no superiores a los 500 g/semana). De esta manera evitaremos el fatal efecto yo-yo.

Aquí tenéis una propuesta  para comenzar a cuidaros.

Zona Privada

Seo wordpress plugin by www.seowizard.org.